Otro

¿Cómo hacer que la campana de tu cocina sea más eficiente?

¿Cómo hacer que la campana de tu cocina sea más eficiente?

La campana extractora es un electrodoméstico del que casi no se puede prescindir en la cocina: gracias a su poder de succión, hace que nuestra vida diaria sea mucho más cómoda al eliminar los olores persistentes de la cocina. Diseñado en los años 60, funciona gracias a un sistema de succión de aire, que permite la evacuación o el reciclaje de vapores cargados de grasa y diversos humos. El único inconveniente es que la campana tiende a ensuciarse rápidamente y debe mantenerse regularmente para mantener la máxima potencia operativa. ¡algunos consejos para hacer tu vida diaria más fácil!

Usa tu capucha correctamente

Las campanas actuales disponibles en el mercado ofrecen una variedad de estética y opciones. Sin embargo, las dos funciones principales son las relacionadas con el reciclaje, que consiste en purificar el aire sucio antes de descargarlo desde la parte superior a la cocina, y la función de escape que incluye automáticamente una salida de aire al exterior. Este último es, sin duda, el más eficiente y requiere menos mantenimiento gracias a la ausencia de un filtro de carbón. En ambos casos, la campana extractora debe encenderse de 5 a 10 minutos antes del inicio de la cocción y apagarse de 5 a 10 minutos después de que se hayan extinguido los incendios. Su cocina debe estar suficientemente ventilada (evitando las corrientes de aire) para que el aire aspirado sea reemplazado regularmente y que las turbinas de su campana funcionen sin forzarse. Sus diferentes velocidades también deben usarse con prudencia para no usarlo prematuramente: elegimos el más bajo para cocinar a fuego lento, el segundo para cocinar, asar o freír más fuerte y finalmente el más fuerte para platos con una alta emanación grasienta.

Limpieza regular para una succión optimizada.

La limpieza de la campana extractora consiste sobre todo en mantener su filtro: si esta última se limpia regularmente, ¡la campana solo será más efectiva! Las campanas de recirculación de aire requieren un filtro de carbón especial para los olores, que se colocará entre el filtro de grasa y el motor. Este filtro debe reemplazarse cada 2, 4 o 6 meses, o incluso cada año, según el modelo. Los filtros metálicos destinados a retener los vapores grasosos (presentes en la mayoría de los modelos) deben lavarse regularmente en la máquina o frotarse a mano con una esponja y detergente líquido. ¡Gracias a estos consejos, su capucha lo acompañará durante algunos años más!